HIERBA DE LAS ÚLCERAS
Coris monspeliensis L.
(3320) PRIMULÁCEAS

Hábitat: Romerales y tomillares calizos Floración: De febrero a julio
Distribución: Región mediterránea y N de Africa Localización: Sierras rondenses, antequeranas y litorales. Tejeda y Almijara

 

Descripción
Matilla de un palmo de altura, ramificada; hojas lineares, enteras o sinuosas; racimos densos; cáliz membranoso, con tinte purpúreo y dientes externos espinosos; corola de casi un centímetro de diámetro; pétalos escotados; flores lila, azules o púrpura.
Prospera en tierras de encinas o donde las hubo en tiempos, sobre altitudes comprendidas entre el nivel del mar y 1.400 metros. En medicina popular se ha venido usando contra la sífilis. En el reino de Valencia se ha usado contra las úlceras, espolvoreándolas con la planta reducida a polvo muy fino. En Cataluña se emplea, en cocimiento, contra el mal de la piedra y en Málaga, según Modesto Laza, se usó como vulneraria.
Parece ser que los primeros que llamaron coris a esta planta, segun Clusio, fueron los botánicos de Montpellier, que a falta de la coris griega dieron su nombre a esta especie que recuerda el brezo y la coris auténtica, es decir, la Hypericum coris.