NARCISO BÉTICO
Narcissus baeticus Fdez Casas
(4314X) LILIÁCEAS

Hábitat: Repisas y grietas calizas  Floración: De febrero a abril
Distribución: Endemismo bético Localización: Sierra de las Nieves

 

Descripción
Los narcisos son plantas muy populares, por haber sido cultivados desde antiguo. El nombre proviene del personaje griego Narciso, hijo de la ninfa Liriope y del río Cephise. Glorificado de su belleza, rehusaba peticiones amorosas de la ninfa Eco, por lo que los dioses tomaron represalias y le condenaron a mirarse eternamente en el agua. Enamorado de su imagen, y no pudiendo asirla, pereció de languidez; y su cuerpo, una vez muerto, se transformó en una flor que creció junto al río. Todas las versiones del mito contienen la transformación en flor.
Herbácea de hasta 30 cm. de altura, que vive en fisuras de las rocas calizas y en los rellanos de roca más inaccesibles; sus flores van casi siempre solitarias y erectas, es decir, sin acodarse el tubo de la flor como sucede en casi todos sus congéneres. Las hojas son muy finas y abarquilladas, de longitud similar a la del tallo.
Ocupa rellanos de farallones calizos, grietas y, en general, en los lugares de las rocas calcáreas más inaccesibles.