VIBORERA BLANCA
Echium albicans Lag. et Rodr.
(235) BORAGINÁCEAS
Hábitat: Pedregales, arenales Floración: De abril a agosto
Distribución: Endemismo bético Localización: Por toda la provincia

Descripción
El nombre genérico, según Laguna, procede del griego Echion, víbora, "por parecerse sus simientes a la cabeza del reptil, y porque socorre a los mordidos d'ella. Diéronla también alcibiadum por nombre, por razón de un hombre llamado Alcibio, el cual habiendo sido mordido de una venenosísima víbora, se libró bebiendo el zumo de aquesta planta y aplicando la mesma hierba majada sobre la mordedura...". Font Quer estudió el alcaloide tóxico ‘equiína’ y concluyó que, aunque podría paralizar el sistema nervioso a la manera del ‘curare’ de los indios americanos, está presente en tan pequeña proporción que la hace casi inocua.
En pleno invierno crece sobre las arenas dolomíticas andaluzas, e incluso sobre peridotitas, con una roseta basal de numerosas hojas blanquecinas, lineares, cubiertas de blanca y densa vellosidad y largas cerdas. En primavera, del cúmulo de hojas y tallos grises emergerá una atractiva espiga cubierta de grandes flores cuyo color varía del rosa al púrpura azulado.