ARO
Arum italicum Miller
(4332) ARÁCEAS

Hábitat: Sotos, ribazos y zonas secas Floración: De abril a mayo
Distribución: Europa mediterránea y otros Localización: Extendida. Sierras rondenses, valle del Guadalhorce y otras

 

Descripción
Los aros son los miembros más comunes en Europa de la familia de las Aráceas. Se reconocen fácilmente por sus grandes espatas verdosas y forma menos encapuchonada que los otros géneros.
Esta es una atractiva especie con espata erecta, de hasta 40 centímetros de longitud, amarillo verdoso pálida, espádice casi siempre amarillo y de un tercio de la longitud de aquélla. En otoño aparecen las primeras hojas con forma de flecha, lóbulos puntiagudos y nerviaciones blancas.
Especie común en Europa meridional, que posee un desagradable olor que atrae a las moscas para ser polinizada. Es venenosa cuando está fresca, lo que representa un peligro sobre todo para los niños, pues posee unos frutos rojos en espiga que pueden resultar apetecibles si se desconoce su carácter tóxico.
El tubérculo del aro se usó como expectorante. Machacando las hojas frescas se obtiene un ungüento para cicatrizar heridas y, raspando los tubérculos, una pasta para curar los callos.
Se cultiva frecuentemente.