CARDO DE MAR
Eryngium maritimum L.
(4089) UMBELÍFERAS

Hábitat: Arenales costeros Floración: De junio a octubre
Distribución: Gran parte de Europa Localización: En las costas malagueñas

 

Descripción
Como indica su nombre vulgar, esta bonita planta se cría exclusivamente en los arenales marítimos de toda la Península ibérica. Especie de hasta sesenta centímetros de altura; hojas brillantes y de suave tacto, de color verde blanquecino, de hasta diez centímetros las de la base, acorazonadas, o truncadas, con dientes espinosos salientes. La inflorescencia es azulada, con numerosos capítulos globosos, de hasta 3 centímetros de diámetro y brácteas con uno a tres dientes anchos y espinosos.
Andrés Laguna indicó que la raíz del eringio marino es indicado para arrancar los humores gruesos del pecho, como nuestra regaliza vulgar, y aun con mayor eficacia, por ser más caliente y desecativa.
Font Quer señala que la raíz del cardo de mar posee saponina y por tanto virtudes diuréticas; y añade que se recomienda su empleo contra la hidropesía, los edemas de las extremidades inferiores, las arenillas, etcétera.
En Europa falta en Islandia y los países entre Austria y Finlandia.